ELVIN OROZCO UNA FIERA DEL PONCHE

El matagalpino Elvin Orozco, se convirtió en uno de los ponchadores más llamativos en esta nueva etapa de los Pomares

Comparte:
Elvin Orozco lanzador Matagalpa
image_pdfDescargar PDFimage_printImprimir

Domingo Baca / @BeisbolGPO

Elvin Orozco, es indudablemente una de las figuras más dominantes en esta nueva etapa de los Pomares pese a su corta carrera. El diestro matagalpino se convirtió en el terror de los rivales durante tres temporadas consecutivas y se convirtió en el “Rey del Ponche” en esta etapa moderna de nuestro béisbol.

Después de ser firmado por los Yankees y lanzar en el sistema de ligas menores entre 2006 y 2009, Orozco inició su camino en el béisbol de primera división al servicio de Matagalpa en 2009. Pero fue hasta en la temporada 2012 cuando su potencial y su capacidad ponchadora salió a flote.

ELVIN OROZCO Y SU DOMINIO PONCHADOR

En 2012, se hizo de su primer corona de máximo ponchador al finalizar la temporada con 148 chocolates propinados en 129.1 episodios lanzados, para una frecuencia de 10.3 ponches cada 9 episodios, dejando atrás el registro del zurdo Adolfo Álvarez en 1980 cuando con 186 ponches en 168 innings tuvo frecuencia de 10 ponches cada nueve episodios.

Matagalpa se coronaría campeón en 7 juegos ante el Bóer, y Orozco sería pieza clave recetando 20 ponches al bateo indio en dicha final en 14.1 episodios de labor lo que le valió para ser el MVP. Ya en 2010, como refuerzo del Bóer fue el MVP de la final ante la Costa Caribe en la que ponchó a 11 en 4.2 innings

Elvin Orozo, lanzador matagalpino
Durante tres temporadas consecutivas, Elvin Orozco fue una figura intimidante desde la colina

En 2013, la figura de Orozco se agrandaría aún más. El oriundo de Ciudad Darío, se apoderaría de su segunda corona de máximo ponchador por segunda temporada consecutiva. Orozco lanzaría para Matagalpa y reforzaría en la segunda vuelta a la Costa Caribe.

Totalizó 177 ponches en 148.2 innings lanzados. Su frecuencia ponchadora en dicha campaña fue de 10.74 “kaes” cada nueve innings. Esa temporada, recetó 14 ponches a la ofensiva de los Dantos en seis episodios. Pero su más recordada presentación, se produjo la noche del viernes 3 de mayo, Orozco propinó 19 ponches en 9 episodios a Madriz en el Chale Solís. Esa noche, la ofensiva norteña solamente pudo conectarle par de imparables, ambos dentro del cuadro.

Con estas 19 “Kaes” el diestro empató la tercera mejor marca de ponches propinados en un juego la cual comparte con Aubrey Taylor, Róger López (lo hizo dos veces)

En 2014, su capacidad ponchadora se mantuvo intocable. Elvin Orozco capturó su tercer corona de máximo ponchador de forma consecutiva, esta vez al ponchar a 174 rivales en 160.0 episodios de labor.

Pasaron 38 años para volver a ver a un lanzador proclamarse como máximo ponchador en 3 temporadas consecutivas. Porfirio Altamirano fue el primero en hacerlo. “El Guajiro”, se quedó con los títulos de máximo ponchador en 1974 (190) 1975 (147) y 1976 (156)

Te interesa: Pomares 2009, el Pomares de los Tiburones de Granada

Los 177 ponches registrados en la temporada de 2013, lo colocan en el quinto puesto de más ponches propinados en una temporada, solo superados por los 220 de Diego Ráudez (1983) los 203 de Andres Torres (1977) los 190 de Porfirio Altamirano (1974) y los 186 de Adolfo Álvarez (1980)

Esa temporada (2014), Orozco lanzó No Hit No Run ante los Dantos con 1 boleto y 9 ponches en su faena de 7 episodios.

Ya en 2015, las lesiones empezaron a afectar el rendimiento del brazo de Orozco. Ponchó a 84 en 67.2 episodios. Pese a los problemas físicos, Orozco fue parte fundamental en la coronación de Matagalpa esa campaña ante León.

La noche del 17 de junio en el quinto juego de la serie final, Elvin Orozco (6.1 innings) y Wilfredo Amador (1.2 innings) se combinaron para lanzar Juego Sin Hit ni Carreras. En su labor, Orozco ponchó a 6.

CORTA CARRERA

Elvin Orozco, disputó 10 temporadas en Primera División desde 2009 hasta su última campaña en 2018 cuando se retiró a la edad de 30 años. Totalizó 784 ponches en 760 episodios de labor. Finalizó su carrera con una frecuencia de 9.3 abanicados cada nueve episodios.

El registro de por vida de Orozco, deja atrás los registros de Martín Polanco y Adolfo Álvarez. Polanco, finalizó con frecuencia de 8.2 ponches cada 9 innings mientras que Álvarez finalizó con 8.0

Comparte: